El corazón de los dioses.

Ensayos sobre Camus, Yourcenar, Butor, Duras, Buzzati

Aunque surgidas en circunstancias y tiempos distintos, en la relectura y en la visión retrospectiva, estas páginas se anudan alrededor de algunas redes de sentido:  el personaje, el espacio, el deseo el poder de la reescritura.  Todas hablan, de alguna manera, de la desmesura y de la búsqueda de respuestas.  Jean-Baptiste Clamence monologa en el desierto de Holanda mientras desciende hasta el círculo de los traidores, es una vox clamans in deserto.  En la modificación, León Delmont emprende un viaje de París a Roma para confrontar su posibilidad de amar, su miedo secreto, con la pasión sufriente de un poeta medieval, Guido Cavalcanti. Frente al desierto de los tártaros, Giovanni Drogo espera durante treinta y cuatro años en la Fortaleza Bastiani la justificación de una vida.  Los personajes femeninos de Marguerite Duras, aunque saben que es tarde para volver  a casa de la madre, para jugar y reír de nuevo, se obstinan y trazan su círculo de fuego.  Etimológicamente, desear (de de-siderare y de sidus-sideris, constelación astral) significa constatar la ausencia de, dejar de ver. Así con-siderare, examinar con atención, fue en su origen, probablemente, un término de la lengua de augures y de navegantes. El que desea busca no en el orden de las cosas ya vistas u oídas, sino en otro orden.  Como seres en el umbral, buscan una señal en el cielo o en los infiernos.

Escritor
Materia
Estudios Literarios
Idioma
  • Castellano
EAN
9507860746
ISBN
978-950-786-074-4
Edición
1
Fecha publicación
01-03-1994
Edición en papel
266,00 $ Añadir al carrito