Torsión miocárdica

Investigación anátomo-funcional

Torsión miocárdica es un libro diferente, distinto, es más, me atrevo a decir con admiración que es un libro extraño, en parte mágico, lleno de personalidad, para iniciáticos, revelador, provocador, desafiante. El libro tiene una peculiaridad infrecuente: se basa, en una gran parte, en investigaciones originales, personales y multidisciplinarias, lo que le da un importante valor añadido. Los autores definen desde las primeras páginas del libro qué es lo que pretenden: dar solidez y validez e ir más allá –y lo consiguen– de los conceptos de quien describió la banda muscular cardíaca: Francisco Torrent Guasp.
Sin duda, están ustedes ante un libro distinto en su estructura, contenido y elaboración. Es un texto que el lector podrá admirar o criticar, podrá crear escepticismo o sorpresa ante los nuevos datos que propone, pero lo que no me cabe la menor duda es que nadie permanecerá indiferente y eso es algo que muy pocos libros pueden conseguir.

Prof. Miguel Ángel García Fernández
Departamento de Medicina,
Universidad Complutense de Madrid, España

Escritor
Idioma
  • Castellano
EAN
9789876917650
ISBN
978-987-691-765-0
Páginas
204
Edición
1
Fecha publicación
01-10-2019
Edición en papel
2.000,00 $ Añadir al carrito

Sobre Jorge Carlos Trainini (Escritor)

  • Jorge Carlos Trainini
    Cirujano cardiovascular. Doctor en Medicina. Miembro de la Academia Nacional de Cirugía. Exdirector Ejecutivo del Hospital Presidente Perón. Creador y exjefe del Servicio de Cirugía Cardíaca en ese hospital. Exdirector del Consejo de Cirugía Cardíaca de la Sociedad Argentina de C... Ver más sobre el autor

Contenidos

Hipótesis de investigación

La función del corazón es de una dimensión mecánica que debe ser indagada en los términos de su estructura. En la apreciación de su anatomía hallamos el principio de la reflexión que nos llevó a investigaciones que explicasen su integridad orgánico-funcional. Si nos detenemos en descripciones clásicas vemos que la atención anatómica se prestó a sus superficies externa e interna con muy poca importancia a la conformación muscular íntima. Se lo determinó de carácter homogéneo y sólido con una contracción global uniforme. No se tuvo en cuenta que su capacidad mecánica exigía una reinterpretación de su anatomía espacial y de sus movimientos, lo cual lleva a introducirnos en otros tópicos de su funcionamiento que fueron prácticamente soslayados por la cardiología.
Este camino que lleva de estructura a función condujo a investigar sobre temas poco explicados de su organicidad mecánica, los cuales deben ser considerados complementarios entre ellos y fundamentales para la fisiología del corazón, a saber: apoyo e inserción de la banda miocárdica; cómo se produce la torsión ventricular; fricción miocárdica; vórtice intraventricular; succión ventricular protodiastólica activa.

Síntesis de la demostración de la torsión miocárdica

El estudio anátomo-fisiológico realizado encuentra un punto de inicio en la descripción de la banda miocárdica. Su conformación espacial helicoidal tiene correspondencia con la función mecánica evidenciada por los diferentes segmentos que la componen. Debía haber un sitio de amarre que, hallado, lo denominamos fulcro cardíaco (punto de apoyo de la palanca), elemental para poder eyectar la sangre del corazón a una velocidad de 300 cm/s. En este punto de apoyo las fibras musculares estaban obligadas inevitablemente a entramarse con el fulcro, el cual, de naturaleza conectiva, condroide u ósea, mostró en nuestras investigaciones anatómicas e histológicas dicha inserción, sujetando tanto el inicio como el fin de la banda miocárdica. La transmisión del estímulo por sus segmentos genera la torsión ventricular necesaria (situación similar a “estrujar una toalla”) que facilita la expulsión del contenido hemático con la fuerza necesaria en un tiempo acotado para irrigar con suficiencia todo el cuerpo. Por otra parte, la detorsión del corazón en los primeros 100 ms de la diástole (fase isovolumétrica diastólica) genera la fuerza intraventricular negativa para succionar la sangre en el ventrículo izquierdo incluso en ausencia del ventrículo derecho, tal como lo comprobamos en experimentación animal.
Habría un alto gasto de energía si no hubiese un sistema esponjoso en el miocardio, en el que intervienen los conductillos venosos de Thebesius y Langer, con un sistema lubricante antifricción. El ácido hialurónico hallado, el cual transcurre por el espesor del miocardio, tendría este efecto antifricción. La investigación ecocardiográfica que hemos realizado encuentra correspondencia con la demostración de las experiencias anatómicas, histológicas, funcionales y electrofisiológicas. Esta consideración es de crucial importancia, ya que la torsión puede llegar a ser considerada un predictor clínico fundamental de la insuficiencia cardíaca. En esta investigación se halla coherencia cardíaca desde la banda miocárdica hasta el vórtice intraventricular, lo cual explica su alta eficiencia mecánica.

Libros relacionados